Winter is coming…

Winter is coming, o lo que es lo mismo el invierno se acerca. Aunque, por el descenso de las temperaturas de los últimos días podemos asegurar que el frío invernal ha llegado y para quedarse.

Y es en estos momentos cuando nos damos cuenta de los abrigos que tenemos en el armario: si nos valen, si ya les hemos dado demasiado uso, y si es hora de darse una vuelta por los escaparates y comprarse una nueva prenda de abrigo.

Aprovechando que estos días se está celebrando la Cumbre Mundial del Clima en España (COP25), hemos de ser conscientes de lo que compramos, porque la industria textil es la responsable del 8% de las emisiones contaminantes. A una prenda de mayor calidad siempre le podremos dar más usos.

¿Qué abrigo me compro?

Antes de elegir un abrigo te proponemos responderte a dos preguntas básicas: ¿Qué uso voy a darle? ¿Cómo es mi complexión y cuál me favorecerá más?

Comenzamos con el uso que vamos a darle. Está claro que cuando nos compramos un abrigo pensamos que nos va a servir para todo, y no siempre ocurre así. No es lo mismo comprarse una prenda que nos proteja de la lluvia y que podemos utilizarlo cuando vestimos más informales; que un abrigo de paño, para ocasiones en las que vas más arreglada o porque te abriga más.

En el caso de los abrigos, opta por modelos más atemporales porque, lo más seguro es que te durará más temporadas. Los cuadros, el muflón, la pata de gallo son texturas y estampados que no pasan de moda y que además te abrigan, en estos días de frío intenso en los que no necesitas paraguas.

Dime cómo eres y te diré el abrigo que te favorece

Para empezar, no elijas una talla muy ajustada porque llevarás más prendas debajo. Sobre el largo, la medida más cómoda es justo por encima de la rodilla. Deja para ocasiones más especiales un largo hasta los tobillos, porque para tu día a día no es cómodo.

El cinturón siempre te va a marcar la cintura, y puede ser útil si no quieres verte embutida en “un saco”. Los cortes entallados con doble botonadura siempre van a estilizar tu figura, a diferencia de los oversize que te aportan comodidad. Una solapa grande te ayudará a disimular tu anchura de hombros y pecho. ¡Y esta temporada han vuelto las hombreras!, no como aquellas ochenteras, pero si para remarcar los hombros.

Piensa en el abrigo como una prenda que te acompañará durante varias temporadas, y elige el que más se adapta a tu estilo y se acomoda a tu armario. En Cristina Cendoya tenemos una amplia oferta de abrigos para todos los gustos. ¡Ven a vernos antes de que se acaben!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *