Que levante la mano aquella que no use pantalones

Que levante la mano aquella que no use pantalones. Seguramente ninguna, porque estamos convencidas al 100% de que todas tenéis en vuestro armario al menos unos jeans, un pantalón negro básico, las cómodas bermudas o un short para el verano.

El pantalón se ha convertido en una prenda imprescindible para todas nosotras. Y ha ocurrido hasta el punto de que muchas de las mujeres se sienten tan identificadas con los pantalones que han creado su propio estilo y forma de vestir alrededor de ellos.

Sin embargo, la comodidad no está reñida con la elegancia. Afortunadamente existen diseños, tejidos y formatos que convierten al pantalón en una opción clave para crear un look casual y elegante. Y desde luego es una auténtica alternativa a la falda o a vestido si estás pensando en un outfit para asistir a un evento especial.

¿cuándo comenzaron las mujeres a utilizar los pantalones?

La feminista Amelia Bloomer fue la primera en querer introducir los pantalones en el vestuario clásico femenino. Diseñó una falda, a la altura de la rodilla, que se complementaba con unos pantalones anchos debajo, inspirándose en el traje tradicional turco. Llegaron a conocerse como los bloomer’s, sin embargo, sus contemporáneas del siglo XIX no estaban dispuestas a optar por este look. Además, por aquel entonces, el movimiento feminista se consideraba una amenaza. ¿Dónde se ha visto que las mujeres lleven pantalones?

Lo cierto es que las mujeres de la época si se dieron cuenta de que utilizar unos bombachos para montar en bicicleta, o utilizar una falda pantalón para montar a caballo resultaba mucho más cómodo. En 1914, con el inicio de la I Guerra Mundial, es cuando se generaliza el uso de los pantalones porque, con los hombres en el frente, las mujeres asumieron trabajos en fábricas donde los cancanes, los encajes y las blondas, obviamente no se acomodaban a las necesidades laborales.

Una vez más, fue Coco Chanel la que revolucionó la moda femenina, con sus diseños de pantalones más femeninos y con la extensión de su uso a todo tipo de mujeres.

La verdadera universalización del pantalón, y en concreto de los jeans, llegó en 1935, cuando se creó la marca Lady Levi’s. A partir de aquel momento, el pantalón pasó a formar parte del vestuario de todas las mujeres y ha llegado a nuestros días convertido en un auténtico imprescindible.

una opción más que acertada para acudir a un evento

Son más las mujeres que optan por el pantalón para asistir a un evento especial: boda, cena de empresa, o cualquier momento en el que se precisa ir más “arreglada”.

En esta decisión entran en juego muchos factores:

–          Porque en su día a día es la prenda que más utilizan, se sienten más cómodas. Están más acostumbradas a verse con pantalones que con un vestido largo o un diseño con el que no se identifican. Y es un auténtico acierto porque no hay nada más desastroso que vestir a una mujer con prendas que habitualmente no usa.

–          Las principales ventajas de elegir un pantalón para asistir a una ceremonia es que no importa la hora a la que el evento se celebre. Su uso es correcto tanto si es por la mañana, por la tarde, o por la noche. Y a la hora de pensar en volver a utilizar ese look, es mucho más sencillo incorporarlo en el día a día.

Obviamente cuando piensas en un pantalón, te viene a la cabeza utilizar dos piezas, aunque el mono también se ha convertido en una opción muy elegante que puedes reutilizar.

infinitas formas y tejidos

Afortunadamente la moda ha evolucionado en el diseño de los pantalones y ofrece un sinfín de cortes y modelos entre los que hemos escogido los siguientes:

     Pantalones anchos de un solo tono o estampados 

–          Pantalón pitillo

–          Pantalón con capa

–          Pantalón con sobre falda

–          Pantalón de seda, gasa, encaje…. fantasía 

Si te decides por un pantalón y un cuerpo de mismo color o del mismo estampado, conseguirás un efecto muy estilizado. Además, favorece a mujeres de menor estatura o con una talla mayor. Es un consejo muy importante a tener en cuenta.

En una elección de combinado de dos piezas que no sean del mismo color o estampado, busca el equilibrio. Si el pantalón es estampado, la parte de arriba deberá ser más neutra, puedes elegir entre uno de los colores del estampado del pantalón, o monocolor: ¡El blanco y el negro nunca fallan!

Dependiendo de la hora de celebración del evento…

Aunque el pantalón es una opción segura para cualquier hora del día, es recomendable que tengas en cuenta la hora:

Para una ceremonia de mañana, ¡no lo dudes! Utiliza un maxi tocado o una pamela, porque el resultado final es actual, elegante y muy sofisticado.

Cuando el evento se celebra por la tarde y continuará en la noche, un pantalón de lentejuelas o de encaje te harán brillar.

Ten en cuenta que si eliges un pantalón liso y ancho, debes combinarlo con un cuerpo o una blusa que le aporte un toque original y especial.

En Cristina Cendoya somos unas apasionadas de los pantalones. ¡Nuestra imaginación echa a volar cuando nuestras clientas nos piden integrar un pantalón en su look!

Ven a vernos y comprobarás por ti misma las infinitas opciones de diseño, de tejidos, y de combinación con otras prendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *