Llega el momento de tu graduación

Llega el momento de la graduación. Un día más que esperado no solo para las jóvenes que han finalizado sus estudios, bien sean de bachillerato o universitarios, sino para padres, abuelos y familia que han soñado tanto tiempo con este momento. Mayo y junio ya no son sólo los meses de las bodas y las comuniones. En los últimos años, en nuestro país se ha incorporado la costumbre de celebrar las graduaciones académicas como un evento especial y digno de recordar.

¿Lo hemos visto en las películas?

Hemos visto tantas graduaciones y tantos bailes de promoción en las películas estadounidenses que, al final, hemos adoptado la costumbre de celebrar las graduaciones académicas, principalmente la de finalización del Bachillerato y de los estudios universitarios.

Sin duda, se trata de una ceremonia emocionante, y no sólo para los chicos y chicas que ven cómo su etapa de escuela queda atrás e inician su periodo de formación universitaria; o ya han pasado por la Universidad y es entonces cuando verdaderamente comienzan su vida como adultos. Los padres nos sentimos muy orgullosos al ver cómo nuestros hijos e hijas van alcanzando metas y comienzan a tomar decisiones que marcarán sus destinos.

Pero bueno, basta ya de emociones y centrémonos en lo que verdaderamente nos ocupa el post de hoy: ¿qué traje me pongo para mi graduación? ¿En serio tengo que hacer caso a las recomendaciones del colegio de vestir americana, camisa y pantalón? 

Ni muy arreglada, ni muy informal. En tu traje de graduación busca el equilibrio.

Seamos sinceras, desde ya todas las jóvenes que este año se gradúan están pensando en su “primer vestido de ceremonia”, y todas procuran compartir colores y forma para evitarse la desagradable sorpresa de llevar un vestido repetido por una o varias de sus compañeras. Precisamente para evitar esta situación, en Cristina Cendoya estamos dispuestas a ayudarte.

Claves para no meter la pata el día de tu graduación

Lo primero que has de tener en cuenta es que tu graduación es un acto formal, académico y no debes compararlo como si fueras de boda. Pero no olvidamos que después de este evento viene la fiesta que organizáis todos los compañeros, y en la que celebráis y queréis sentiros como auténticas “reinas de la pista”.

Comenzamos con la longitud del vestido: ¿corto o largo? Si decides llevar un vestido corto, ¡es una buena decisión! pero no debe ser excesivamente corto ni ajustado. No hay colores previamente establecidos para las graduaciones, así que siéntete totalmente libre para elegir el color que más te guste o el que mejor se acomode a tu complexión y a tu físico.

Si siempre has soñado con llevar un vestido largo el día de tu graduación, nuestro consejo es que te decantes por tejidos ligeros y estampados; y que evites los brillos y escotes exagerados.

Piensa en dar a tu traje más usos

Otra opción que está siendo muy utilizada por comodidad y por la posibilidad de darle otros usos es el mono. Si eliges un mono de un mismo color, piensa que el toque original debes darlo con unos complementos y zapatos originales. Si decides llevar un pantalón y una blusa, se práctica y piensa que puedes realizar combinaciones infinitas y darles un mayor uso.

Si hablamos de pantalones, puedes elegir entre los modelos palazzo, recto, con pinzas…que puedes combinar con una blusa camisera, para darle un aspecto más sofisticado, o con un top o cuerpo para conseguir un look más desenfadado.

Es hora de los complementos

¡Muy importante! elige unos zapatos cómodos, porque los llevarás no sólo durante la graduación sino en la fiesta posterior. Y si no estás acostumbrada a usar tacones altos, practica en casa, porque no es fácil desenvolverse en este tipo de ceremonias en las que tienes que subir al estrado, recibir tu diploma y bajar las escaleras con naturalidad. ¡Cientos de ojos te observan, no es cuestión de tropezar y convertirse en la anécdota del evento!

Si decides llevar bolso, elige un clutch pequeño, a ser posible con cadena para que puedas tener las manos libres para recibir tu diploma, y ¿quién sabe? tu mención honorífica.

Sobre los pendientes, piensa primero en el peinado que vas a lucir, y la elección de los pendientes te resultará mucho más fácil. Un cristal con brillo siempre te sentará muy bien a la cara y aportan luz, pero tampoco es cuestión de hacer la competencia a los flashes.

Unos maxis pendientes dorados también te encajarán con cualquier estilismo.

SOS Madres

Estamos en unos meses en los que nuestras hijas están excesivamente ocupadas con sus exámenes y sus estudios. Es hora de echarles una mano y comenzar a buscar los vestidos que más les pueden gustar. Pensad que para muchas de vuestras hijas es su primer acto formal, y les preocupa mucho el aspecto que van a lucir de cara a sus compañeros y al resto de los asistentes a la ceremonia de graduación.

Pero recordad que son ellas las que toman la decisión final, vuestro papel es el de ayudarles a buscar lo que consideráis que puede ir en consonancia con sus gustos y con su estilo habitual. No demoréis esta búsqueda, tanto si finalmente vuestras hijas optan por un vestido ya confeccionado como si necesitan un diseño hecho a medida. El resto de sus compañeras también andan a la búsqueda y captura del mejor estilismo, el color más adecuado y su mejor versión de ellas mismas.