Eres la madre del novio…o de la novia

Eres la madre del novio…o de la novia y se casan el próximo año. No es cuestión de agobiarse, pero nuestro consejo es que comiences a pensar en tu look, sin prisa pero sin pausa. Es un día muy especial para toda mujer que ve, en ese momento, un cambio radical en su vida y a la vez una evolución natural de sus hijos.

En un día de nervios, lo que importa es ir cómoda

El día de la boda, bien si te toca ser madrina o madre de la novia, es un día cargado de nervios y de emociones, porque vas a estar más ocupada ayudando a los novios que pensando en ti. Nos viene a la cabeza la película “El Padre de la novia”, donde con una buena dosis de humor, la trama se centra en los preparativos de la boda, pero también en los sentimientos de los padres cuando llega este momento.

Pero ¡ojo! Ocúpate y elige tu vestido porque muchas miradas se van a dirigir a ti, porque tú también eres parte protagonista de la ceremonia. Por eso, nuestro consejo es que comiences a pensar en tu vestido, pero también que pienses en la comodidad y en que el diseño que elijas te represente y te haga brillar ¡sin necesidad de sufrir!

Si no estás acostumbrada a tacones altos, no es necesario que los lleves ese día. Si no acostumbras a arreglarte mucho, no elijas un vestido que te haga sentir que vas disfrazada. ¡Afortunadamente, la elegancia no esta reñida con la comodidad!

Tendencias para 2020

Los crepes y las gasas continúan siendo las telas estrella, si bien para la nueva temporada se incorporan los tafetanes y las sedas salvajes, por su ligereza. El encaje siempre aporta un toque de belleza al diseño, y bien utilizado en el cuerpo o en las mangas, obtendrás excelentes resultados. Y sobre colores, todos excepto el blanco, el negro, y cualquier otro color que elija la novia para su vestido.

Si eres madrina, estás en todo tu derecho de lucir un vestido largo. Y si eres madre de la novia, nuestro consejo es que consultes con la madrina qué longitud va a decidir para no “desentonar con ella”. Si es cierto que, en los últimos años, las madres de la novia, las hermanas, las primas y las amigas más allegadas han optado por lucir un vestido largo.

La mantilla está reservada para las madrinas. Nuestra recomendación es que te decantes por un vestido largo y liso, para darle el protagonismo que merece la peineta y la mantilla. Si bien, si la boda se celebra por la mañana puedes optar por un vestido corto, tipo cocktail. Sobre el color de la mantilla, el protocolo establece que las mantillas claras están reservadas para las mujeres solteras, mientras que las casadas han de optar por el color negro.

Si eres madre del novio...o de la novia

Si prefieres un look menos protocolario se te abre un inmenso campo de posibilidades: vestido largo, falda y blusa, e incluso pantalones. En Cristina Cendoya no nos cansamos de repetirte que lo importante es que, elijas lo que elijas, refleje tu esencia.

es momento de utilizar tocados o pamelas

Por supuesto, no descartes las pamelas o los tocados, porque aportan un toque de sofisticación. Eso sí, recuerda que el protocolo manda que no puedes quitártelo en ningún momento. Aunque no siempre tienes que seguir el protocolo, especialmente en el momento en el que te toque bailar con el padrino o con el padre de la novia, una vez que los novios hayan inaugurado el baile.

Si te preocupa la elección de tu diseño, recurre a profesionales, que siempre sabrán visualizarte en conjunto y ayudarte. En Cristina Cendoya te ofrecemos nuestros servicios para que no tengas que preocuparte de nada más. Te ayudaremos a elegir el traje y todos los complementos: tocados, zapatos, bolsos, estolas, y por supuesto tu vestido.

¡Ven a vernos! Convertimos tu preocupación en una aventura en la que disfrutarás eligiendo con nosotras cómo lucirás en uno de los días más felices de tu vida.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *